La Voz de la Iglesia - Club de Paz

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Rosario Blanco
Menú de Sección
La voz de nuestros pastores ante el Rosario Blanco
En el mes de setiembre del año 1993, el Misionero de la Paz Juan José Vargas Fallas, envía una carta al Sr. Arzobispo de San José, Monseñor Román Arrieta Villalobos, para informarle del Rosario Blanco y a la vez pedir su opinión. Veinte meses después, el 31 de mayo de 1995 y por criterios que tuvieron que conjugar para evaluar adecuadamente la práctica del Rosario Blanco se recibió una carta de la Cancillería de la Curia Metropolitana firmada por el presbítero Lic. Carlos Enrique Balma Alfaro, en donde se puede leer textualmente y para la tranquilidad de las personas que comparten libremente esta práctica del Rosario Blanco lo siguiente "no hay en el Rosario Blanco, nada que se oponga a la fe de la Iglesia".

La carta completa se encuentra archivada en la Curia Metropolitana C130-95.

Nos llena de profunda alegría recibir de nuestros pastores con gran tranquilidad que al practicar el Rosario Blanco por la Paz Personal, Familiar y Mundial, esta no afecta y no tiene nada que se oponga a la fe de la Iglesia.

Juan José Vargas Fallas como miembro de la Iglesia Católica y obediente siempre a las directrices de sus obispos y sabedor que el Dios Todopoderoso se manifiesta en sus pastores, como la legítima autoridad a los cuales debemos fiel obediencia y respeto, es que presentamos ante ellos el Rosario Blanco.
 
Copyright 2016. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal