Historia - Club de Paz

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Historia
Hoy quiero contarles la historia de Sofía, quien vivió desde los 15 años una vida entregada a Dios. Era en aquel tiempo donde las muchachas no podían escoger con quien casarse, sino que su padre arreglaba todo con la familia del novio, este por su parte tampoco sabía quien era su prometida, solo se recibían órdenes y se pactaba el primer encuentro y luego la boda, una vez, comprometidos no había vuelta atrás a no ser que alguno huyera y con eso, darle la mayor humillación a su propia familia.

Así llegó aquel día, Sofía y Hubert se casaron y sus familias intercambiaban bienes y la fiesta fue todo un espectáculo, hasta que no se sabe como pudo llegar a la fiesta la muchacha que Hubert amaba, y que había estado conquistando meses atrás. En aquella fiesta principalmente la familia del novio, mantenía un silencio lleno de temor, "ojalá nadie abriera la boca"-se decían unos a otros, pero para propios y extraños la misma intrusa se destapó y dijo fuertemente: "Hubert será siempre mi amado y siempre viviré cerca de él, donde quiera que esté".

Dio media vuelta y salió, dejando atrás los gritos y ofensas del padre de Hubert, que la maldecía y enviaba hacia ella toda clase de conjuros extraños. Como era de esperar semejante escena, perturbó totalmente a la familia del novio, y al propio Hubert. Hasta que Sofía levantó la voz y mirando fijamente a su esposo, pronunció estas palabras: "Yo soy la esposa y él es mi esposo, yo no soy la engañada, cada cual se engaña a sí mismo". Y salió caminando lentamente para las habitaciones privadas de la familia, aquella fiesta había llegado a su final, cuando por lo general duraban casi todo el día.

Con apenas 15 años cumplidos, Sofía se comportaba como una mujer madura y sabia. Y pasó el tiempo y lo demostraron los 40 años de matrimonio con Hubert, quien por cierto, nunca pudo ni quiso quitarse la sombra de aquella otra mujer que lo siguió y se entregaba con tanta facilidad a él. Y así como Sofía tenía hijos la otra muchacha también, Sofía conocía todo, sabía quien era su esposo y la doble vida que llevaba, se entregó a ser la madre amorosa, mujer servicial y la servidora silenciosa de su marido. Aquel hombre no tenía ninguna forma de quejarse, no podía decir nada malo de ella, sentía un peso espantoso en su alma, la presión que le producía el ejemplo de Sofía era su peor condena.

Quien la conocía superficialmente la juzgaba de loca, otras se reían de ella y otras decían que no amaba a su esposo por ser así como era. Sin embargo, nadie le conoció otro hombre, solo se miraba atendiendo a sus hijos y luego a sus nietos, irradiaba una paz tan grande y sobre todo siempre a la misma hora se sentaba en su mecedora y hacía una hora y media de oración, nunca se le oyó maldecir, por el contrario siempre decía: "Qué Dios más bueno, cuanto me ama".

Cuando alguien se atrevía a preguntarle por la otra mujer que hacía lo que quería con su marido, solo respondía: "Dios tenga piedad de ellos, mi Dios es más poderoso, que cualquier ofensa y traición".

Una tarde su marido y la otra mujer tomaron el autobús del pueblo, sin ninguna vergüenza y este volcó en un guindo y extrañamente los dos murieron salvándose el resto de pasajeros, es más nadie salió herido, solo ellos fueron los que recibieron el impacto del golpe. Cuando Sofía se enteró que su marido había muerto y que iba con aquella mujer, inmediatamente llamó al sacerdote y este extrañado le dijo: "¿Qué es lo que quieres tú ahora?, no me digas que estás sufriendo por la muerte de tu marido" y ella dijo sonriendo: "Quiero padre, que celebre una misa por el alma de los dos, si en vida nunca por la gracia de Dios me robaron la paz de mi alma, ahora mucho menos que ya no están".

El sacerdote mirándola fijamente le dijo: "Solamente quien tiene a Dios, puede ser como tú" y ella respondió: "No padre, basta sólo pensar en Jesús".

Moraleja:

Si Jesús murió sin haber cometido pecado, sin ofender, sin hacer el mínimo daño, cuantos de nosotros exigimos lo que no merecemos.
Para Niños
Para Jóvenes y Adultos


 
Copyright 2016. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal